22 de junio de 2024

El fin de la dinastía: la caída del último faraón puntano

Sep20,2023

Por Mauro Chiatti

En un acto de incipiente retirada, tras la dura derrota electoral del 11 junio, Alberto Rodríguez Saá parece estar empecinado en destruir las arcas de San Luis a fin de entregar una provincia devastada y sin recursos al Gobernador electo.

Los erráticos movimientos y políticos del primer mandatario pos elección provincial, preocupan a todo el pueblo puntano, al punto que muchos de sus legisladores y dirigentes que durante años fueron fervientes defensores de la actual gestión prefieren dar el portazo antes que convertirse en cómplices del vaciamiento de una provincia que alguna vez supo ser ejemplo de gestión.

Mientras todo el pueblo de San Luis añora la llegada de Claudio Poggi, quien puso fin a los 40 años de feudalismo familiar por parte de la Familia Rodríguez Saá, el saliente mandatario se encuentra abocado a la tarea de entorpecer lo que debería ser una transición ordenada, al punto de generar malestar social con lo que él mismo cree que son astutas picardías, pero que en verdad son decisiones malintencionadas de un soberano oscuro y solitario, que dejará el poder siendo recordado como quien  dejó a su tierra sumida en una extrema pobreza y sin esperanza, esperanza que sí genera Poggi.

Desde su llegada al poder, el rodriguezaaismo se ha destacado por mantener a los empleados públicos, así como a la gente del Plan rogando por un salario digno, por un reconocimiento por su aporte y desempeño entre otras cosas, sin embargo, siempre se los utilizó de manera vil con un único propósito. Sostener el poder otorgando migajas y promesas que el primer mandatario nunca tuvo intención de cumplir.

Queda claro que mientras promete entregar una provincia ordenada, Alberto rodríguez Saá se esmera en dejar un gran vacío, no solo en las arcas, sino también un vacío en seguridad, en la justicia social, un vacío en la salud pública, pero por suerte para la provincia el 2024 llegará de la mano de un nuevo conductor, un líder nato que trae un equipo de gobierno con ganas de hacer crecer a San Luis y no a sus bolsillos.

El 10 de diciembre será un día histórico, porque se terminarán los aprietes y llegará sin dudas la verdadera justicia social, la industria y nuestros hijos podrán gozar de educación de calidad, de salud, y seguridad porque comenzará una nueva forma de hacer política, enfocada en el desarrollo del futuro de san Luis.

Dicen que cada quien cosecha lo que siembra, y mientras Poggi se ha dedicado a cosechar el amor de su pueblo que sembró durante tantos años, Alberto Rodríguez Saá solo cosechará encono y será recordado históricamente como un líder de papel que alguna vez jugó a ser un faraón y que, como tal hizo construir grandes obras que solo alimentaban su ego, mientras el pueblo pasaba hambre y necesidades.

Compartí
×

 

Bienvenido/a a SLR

× Contactate con SLR