22 de junio de 2024

Elecciones: el descreimiento de la clase política se nota cada vez más en las urnas

Jul25,2023

Cuando falta menos de un mes para la celebración de las PASO, ya varias provincias y municipios celebraron sus comicios, no obstante en muchos casos, la baja concurrencia de la ciudadanía a votar y la posibilidad de que eso se repita en las primarias del 13 de agosto preocupa.

Tal es el caso reciente de Córdoba, que en las elecciones municipales celebradas el pasado domingo, solo el 60,26% de la población concurrió a las urnas, siendo este el número más bajo de participación histórica desde 1983 a la fecha. El porcentaje más bajo histórico en este tipo de comicios había sido del 70,45%, que tuvo lugar en el año 2007; mientras que el más alto fue en 1983 con el 88%. Passerini se consagró con el 47%, que equivalen a 312.000 votos. En el caso de la gobernación cordobesa, votó el 68%, es decir, un 4% menor a los comicios anteriores.

Esta merma en la participación ciudadana también se registró en los comicios que se llevaron a cabo en Río Negro y Salta; y la baja en la participación provincial en comparación con otros años también se vio en algunas provincias. Algunos especialistas coinciden en que ésta merma se debe a la falta de credibilidad en la clase política, la falta de actores nuevos y la decadencia del sistema político argentino el cual cada día es más cuestionado y a los incesantes casos de corrupción destapados, los cuales luego la justicia militante exonera a los amigos del poder.

El 16 de abril pasado, la participación provincial en Río Negro para la elección a gobernador fue del 68%, 5 puntos porcentuales por debajo de la última elección en el año 2019, mientras que en Salta la participación tampoco superó el 70% y fue del 69,5%. En las últimas elecciones de 2019 había superado el 70,2%. En La Rioja fue del 70,1%, un 10% menor a la marca obtenida en 2019 que llegó al 80%.

La concurrencia más alta de votantes se vio hasta ahora en provincias como San Juan, con más del 75%, Jujuy y Formosa con el 74% y San Luis con 76%,en donde el Oficialismo perdió después de 40 años, lo que marca que la gente buscaba una cambio real y no continuar convalidando viejas recetas que enriquecen a pocos y sumieron a en la pobreza a más del 50% de la población.

Desde el regreso a la democracia, nuestro país no había obtenido partcipaciones tan bajas de la población en  tiempo de eleciones, con excepción de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias de 2021, que se dieron en el contexto de la pandemia de COVID-19. En esa ocasión, con una participación cercana al 68% del padrón electoral, se registró la participación más baja de la historia democrática desde 1983.

Según el relevamiento de datos históricos oficiales, las cifras más altas de participación se registraron en las elecciones de 1983 y 1989 –en las que fueron  electos Raúl Alfonsín y Carlos Ménem, respectivamente– donde se superó con más del 85% la concurrencia.

En las elecciones presidenciales del año 2019, la participación en las PASO estuvo en un 76.40%, en tanto que en las generales el porcentaje superó el 80%. Desde el gobierno nacional, afirman que esta tendencia se da desde la implementación de las PASO, no obstante los porcentajes de votantes, lejos de aumentar, van en caída.

Compartí
×

 

Bienvenido/a a SLR

× Contactate con SLR