22 de junio de 2024

Nosotros volvimos, ustedes se van

Jul12,2023

El ataque a la libertad de prensa es una constante en una provincia en la que el poder reinante se cae a pedazos. Los embates sistemáticos contra periodistas que piensan diferente y medios de comunicación tildados como enemigos del feudo por publicar noticias e informes que no son del agrado del Gran Mandamás son moneda corriente en una provincia que se vende como «transparente» pero demuestra ser una de las más oscuras.

San Luis es sin lugar a dudas el mejor ejemplo del relato fantástico de una provincia que se decía modelo. Basta recorrer la geografía del lugar para darse cuenta que el modelo exitoso vendido fuera de las fronteras interprovinciales es una falacia en la que algunos dictadores disfrazados de grandes gobernantes hicieron creer durante 40 años que esto era Disney cuando la realidad era muy diferente.

En esta provincia se habló de grandes logros, se habló grandes avances tecnológicos, mientras repartían tablets a chicos de escuelas rurales que no tenían conexión alguna, se habló de calidad educativa y escuelas modelos, cuando éstas carecían de luz, calefacción y sus estructuras se caían a pedazos; se habló de la gran salud publica mientras se privatizaba el servicio. Todo esto sin contar que los sueldos son menos que una burla y que el laburante cada día es más y más pobre.

En 40 años vimos construir grandes estadios y teatros pomposos mientras faltaban obras básicas como cloacas y gas. Desde el año 2015 a la fecha apenas 2.000 viviendas fueron construidas, y la gente no tiene para pagar un alquiler. Así nacieron los asentamientos que en vano intentan ocultar los mitómanos que se visten de traje en la gran pirámide.

Estas faltas de políticas sociales hicieron que la clase media quede al borde de la extinción y contribuyó -sin lugar a dudas- a que la inseguridad aumente a un ritmo alarmante, al punto que la droga se pasea con total impunidad, aún en los círculos más poderosos. Sin embargo, la construcción de una mentira tan grande y descarada solo era posible teniendo el manejo absoluto de la información. Así nacieron los grandes medios que acaparan el 90% de la pauta oficial y yendo a contramano de la ley de ética pública.

El poder manejando la información obtuvo más poder y acalló sin que le temblara el pulso a cualquiera que dijese lo contrario. Afortunadamente esta situación y el avance de la tecnología, llevó a que algunos periodistas dijeran basta y comiencen a perder el miedo a publicar sin cadenas, naciendo de esta manera muchos medios digitales, radios y voces en diferentes plataformas.

Con el nuevo surgimiento periodístico también llegaron las presiones de la Gran Pirámide hacia los medios más chicos, a quienes se les quitaba la pauta, o directamente se la negaban si decían algo que no correspondiese o, si se cuestionaba la palabra del faraón. Muchos colegas han recibido en algún momento el llamado de algún emisario lamebotas pidiendo explicaciones por alguna nota. Algunos callaron, otros no.

Afortunadamente esos 40 años de oscuridad se terminan el 10 de diciembre, porque los prepotentes se van, se retiran quienes atacan la libertad de expresión a los medios independientes. Se van gracias a que mucha gente pudo ver quiénes eran en realidad los matones disfrazados de benefactores. Se van por apretar a los trabajadores, quienes el 11 de junio dijeron basta. Se van por seguir pensando que la integridad de las personas vale una bolsita de comida, una barrita de cereal y un colchón.

Se van, y como se van algunos molestos intentarán hacer el mayor daño posible antes de apagar la luz. No es casualidad que cuando nuestro sitio fue atacado por hackers también cayeron otros sitios críticos, justamente en un lapso de pocos días de diferencia. Desde San Luis Real no creemos en las casualidades, pero si en causalidades, y sabemos que como pasa con otros sitios críticos, nuestra palabra molesta y es una espina difícil de digerir para algunos almidonados.

Afortunadamente después de muchos días de no poder publicar, hoy podemos decir que gracias al trabajo y al apoyo de muchos amigos estamos nuevamente online. Volvimos y volveremos las veces que sea necesario, aunque nos ataquen, aunque nos quieran intimidar. Somos un grupo de profesionales que trabajamos para difundir la verdad le pese a quien le pese.

Compartí
×

 

Bienvenido/a a SLR

× Contactate con SLR